Multitudinaria presencia en sendas citas polideportivas

Por AIPS América

30 de octubre de 2011

La participación paraguaya en compromisos internacionales fue siempre difícil y en muchos casos toda una verdadera Odisea. Hoy felizmente soplan nuevos vientos.

La conocida falta de medios, especialmente para federaciones deportivas en las que todavía rige un casi total amateurismo y que se mantienen gracias al aporte de Mecenas, sumada a una ya superada insensibilidad estatal; hizo que este país llame la atención por situaciones insólitas en sus expediciones internacionales.

Por Pedro García Garozzo – pggsport@cdfenix.com.py

Un claro y típico ejemplo se dio en los Juegos Panamericanos de Cali, Colombia en 1971, cuando ganó notoriedad la asistencia a esa gran cita continental de un solo paraguayo, que fungió a la vez de dirigente, atleta, entrenador, hombre orquesta al fin. El protagonista de este anecdótico episodio fue el nadador y hoy conocido pastor evangélico, Emilio Javier Abreu, quien por las razones expuestas fue caratulado como «el solitario», siendo el único componente de la delegación guaraní entre 2.935 competidores.

Apenas tres años antes se dio la primera incursión paraguaya en juegos olímpicos, que casi queda abortada, porque todavía no estaba organizado un Comité Olímpico en el país y la autorización que llevó otro solitario deportista en el magno acontecimiento de México 1968 (el esgrimista Rodolfo Alfredo Da Ponte) había sido refrendada por el ente estatal, la hoy Secretaría Nacional de Deportes. Fue arduo para el deportista y su padre, oficial y entrenador, el Maestro Rodolfo Da Ponte, defender el caso ante las autoridades del COI, que finalmente admitieron su participación, no sin antes recibir otro certificado remitido por el entonces Consejo Nacional de Deportes, con un membrete diferente rotulado como Comité Olímpico Paraguayo, entidad todavía no existente, cuyo papel en alguna medida lo cumplia el otro ente.

Fue asi que al regreso de los Da Ponte, se formalizó la fundación del Comité Olímpico Paraguayo, al abrigo de la Confederación Paraguaya de Básquetbol, en cuyo mítico estadio Comuneros (hoy lamentablemente desaparecido) se realizó el acto siendo ungido presidente el dirigente cestero, doctor Domingo Inchausti.

Hoy por fin se dio el anhelado cambio. Pero no fue fácil que llegue. La Constitución Nacional de 1992 fue la primera Carta Magna que abordó el tma del deporte, insertando por primera vez el artículo 84 «de la promoción de los deportes».

Solo catroce años después,  fue aprobada la Ley No. 2874/2006 del Deporte, sancionada por el Congreso de la Nación Paraguaya el 4 de abril de 2006.

Este cuerpo legal creó un Fondo Nacional del Deporte, que tenía más carácter nominal que efectivo, pues no contaba con una fuente de recursos que pudiera afrontar los múltiples compromisos de medio centenar de disciplinas, especialmente en el ámbito internacional.

Finalmente,  en julio del 2010, después de una intensa campaña en la que en audiencia publica cerca de dos mil atletas apoyaron otro proyecto de ley, impulsado por la Secretaría Nacional de Deportes y firmado por el Senador Gómez Verlangieri, el precitado Fondo del Deporte comenzó a recibir el todavía mínimo pero ya muy útil oxigeno económico procedente de un impuesto de apenas el uno por ciento que se aplica a partir de entonces al tabaco y las bebidas.

Gracias a ello, esta semana acaban de viajar dos contingentes de atletas nacionales, uno a los II Juegos Odesur de Verano que se cumplen en Manta, Ecuador y otro a los Juegos Sudamericanos  Escolares de Bogotá, Colombia.

La Secretaría Nacional de Deportes, que por la tardanza en la llegada de esta fuente indispensable de medios económicos, debió renunciar a la sede que se le había asignado para la justa estudiantil que se tuvo que mudar a Colombia, ha facilitado los medios y organizado la campaña de participación nacional y el propio ministro Paulo Reichardt encabeza la comitiva constituida por más de un centenar de componentes.

Asimismo dio su respaldo al Comité Olímpico Paraguayo, para que la delegación que concurre a Cuenca, pueda contar con representantes en cuatro modalidades colectivas (vóley, hándbol, futbol y rugby) además de otras dos individuales (vela y wakeboard).

Ojalá que los competidores que hoy cuentan con un respaldo que nunca antes tuvo el deporte nacional (incluso muchos talentos quedaron frustrados por esta causa) no desaprovechen la oportunidad.

Artículos relacionados

Así es la revolucionaria pista de los récords de París 2024

Así es la revolucionaria pista de los récords de París 2024

Carl Lewis y Eliud Kipchoge visitaron en persona la nueva instalación XAVIER GONZÁLVEZ-AMAT Barcelona El gran símbolo de los Juegos Olímpicos de París 2024 ya luce en el Estadio de Francia y lo hace con unos colores nunca vistos. La organización presentó la...

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this