Verónica Cepede recibe un muy merecido wild card

Por AIPS América

1 de enero de 2012

Si hay alguna figura del deporte en el Paraguay que se hizo merecedora de un wild card para los juegos olímpicos, sin lugar a dudas esa persona es la tenista Verónica Cepede. Y lo es por un doble motivo: capacidad evidenciada en su modalidad y perseverancia en las competencias de rango olímpico.

Pedro García Garozzo – pggsport@cdfenix.com.py

La comisión tripartita (Comité Olímpico Internacional, Federación Internacional de Tenis y Comité Organizador de los Juegos Olímpicos) que analiza la nómina de candidatos y el perfil que ofrecen para acreditar su aspiración a la invitación, realizó una selección más que acertada y justificada.

Hoy, Verónica Cepede a sus jóvenes veinte años, ya es con sobrados méritos la tercera mejor tenista paraguaya mujer de todos los tiempos.

Solamente han superado su actual registro mundial en la tabla de la WTA, Rossana de los Ríos y Larissa Schaerer, otras dos figuras históricas, pioneras en participaciones olímpicas en la rama femenina (estuvieron en Barcelona 1992 sucediendo la inicial y aislada gestión varonil de Hugo Chapacú y Víctor Caballero en Seúl 1988, justo en el año en el que el tenis retornó al programa olímpico).

Ganadora de nueve competencias de circuito profesional en individuales y otras doce justas en dobles, top 200 en febrero pasado en la tabla de la WTA, Verónica viene confirmando en la muy difícil arena rentada, los atributos que la llegaron a ubicar en su época de junior como top 10 en la clasificación de la Federación Internacional de Tenis (ITF).

Cuando se disputaron los anteriores juegos olímpicos en China, Vero era una niña junior todavía. Pero a pesar de ello, ya arrastraba buena experiencia en competiciones de rango olímpico, pues había representado al país en Odesur 2006 y en los panamericanos de Río de Janeiro 2007. A partir de entonces no se perdió una sola cita a la que pudo haber asistido.

Le correspondió también el insigne honor de ser abanderada de los históricos primeros juegos olímpicos juveniles en 2010 y reeditó sus participaciones en los juegos de Odesur (Medellín 2010, siendo incluso medallista) y en los panamericanos (Guadalajara 2011).

Tiene el merecimiento singular, (siendo todavía una muy joven deportista) de constituirse en la representante del Paraguay con mayor cantidad y diversidad de participaciones en competencias del ámbito olímpico. Le faltaba solo la guinda para adornar la torta. Emprendió decidida la lucha por conseguir la meta que ella misma se impuso y registrar el escalafón necesario. Pero cuando se iba complicando el camino para alcanzar el objetivo, su perseverancia e idoneidad recibieron este justo reconocimiento.

Artículos relacionados

Todo listo para la Copa América

Todo listo para la Copa América

La Copa América 2024, el evento más destacado del fútbol sudamericano, tendrá lugar en Estados Unidos en el verano de 2024. Este torneo, que celebrará su 48ª edición, reunirá a las mejores selecciones de América del Sur y a...

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this